Sugerencias para la Conservación de Energía

Martes, 19 Agosto   

• Seque cargas completas, pero no sobrecargue. Separe la ropa pesada de la ligera para un secado más eficiente en energía. No seque la ropa de más.
• Limpie el filtro de la pelusa antes de secar cada carga.
• Seque dos o más cargas una tras de otra para aprovechar el calor que aún queda en la secadora.
• Seque su ropa en el tendedero cuando sea posible.
• Limpie la máquina. Remueva periódicamente cualquier acumulación de pelusa y polvo del tubo de escape de la secadora, de la parte trasera de la secadora y detrás de la malla para atrapar pelusa.
Asegúrese periódicamente de que el sistema exterior de escape de humedad de la secadora esté funcionando adecuadamente. Retire la pelusa acumulada.


• Asegúrese de que el conducto de escape de la secadora esté conectado apropiado a la terminal exterior, usando el conducto más recto y corto posible. Los fabricantes recomiendan que el conducto de escape de la secadora esté hecho de lámina de metal rígida o lámina corrugada semirígida, y no lámina en espiral o material de plástico.
• Reemplace las terminales de los conductos de escape que tengan fugas. Revise la terminal del conducto de escape exterior para asegurarse de que cierre tal y como está diseñada y que no esté bloqueada con pelusa.